top of page
Buscar

Consumo de carne de cerdo en aumento: Brasil podría alcanzar un récord en 2024

Actualizado: 19 mar

Según las proyecciones de Cogo, una consultora de inteligencia agropecuaria, el consumo de carne en Brasil está a punto de alcanzar niveles récord en 2024. La estimación sugiere que cada persona consumirá, en promedio, alrededor de 103 kg de carne a lo largo de ese año, siendo la carne de cerdo la que experimentará el mayor aumento.



Crecimiento significativo en el consumo de carne de cerdo:

Aunque la carne de cerdo ocupa el tercer lugar entre las preferencias, la proyección para 2024 indica un crecimiento notable. El consumo esperado es de 21 kg per cápita, lo que marca un aumento del 4% en comparación con 2023. Anteriormente menos preferida, la carne de cerdo se ha convertido en una opción viable para los consumidores, impulsada principalmente por precios más bajos y esfuerzos de marketing en toda la cadena de producción.


Factores que impulsan el cambio:

Thiago Bernardino de Carvalho, investigador ganadero en el Cepea (Centro de Estudios Avanzados en Economía Aplicada) de la Universidad de São Paulo, destaca los precios más asequibles como la principal razón de este cambio de preferencia. Además, las iniciativas de marketing en toda la cadena de producción han hecho que la carne de cerdo sea más atractiva para los consumidores.


Impacto del ingreso en la elección de las carnes:

Desde 2008, el pollo ha sido la carne más consumida en el país, con una expectativa de consumo per cápita de 49,5 kg por habitante en 2024. El aumento de los ingresos contribuye a un mayor poder adquisitivo, lo que se refleja en un aumento de las compras de carne, tanto de cerdo como de otras variedades.


Desafíos e incertidumbres:

A nivel internacional, el conflicto entre Israel y Hamas plantea preocupaciones sobre los precios de los alimentos, especialmente debido a su influencia en los precios del petróleo. Aunque el resultado de la guerra es incierto, Thiago señala que un aumento en los precios del petróleo podría afectar toda la cadena de producción, aumentando los costos de fertilizantes y alimentos para animales. La incertidumbre sobre la demanda en Medio Oriente también se cierne sobre los mercados de carne de pollo y vacuna, con interrogantes sobre la continuidad de las compras y el poder adquisitivo durante el conflicto.


En medio de estos desafíos e incertidumbres, Brasil se prepara para un año de potencial récord en el consumo de carne, con la carne de cerdo liderando el crecimiento y ganando terreno en las preferencias de los consumidores

Opmerkingen


bottom of page